Factores de alteración en la biodiversidad

El concepto de biodiversidad cobra cada vez más sentido en el marco del llamado cambio climático y crisis medioambiental.

Pero, qué es biodiversidad. Se la puede definir como la cantidad, variedad y variabilidad de los organismos vivos. Esta es la definición más resumida y aceptada por los biólogos y ecologistas. Esta variedad comprende la diversidad dentro de las mismas especies como entre ellas y sus ecosistemas. Se trata de la forma en la que estos cambian de un lugar a otro con el paso del tiempo. Para medir la biodiversidad de un lugar un indicador común es el número de especies que habitan un área determinada, tanto en la tierra como en el agua.

No solo se trata de plantas y animales: cualquier organismo vivo cuenta, desde seres complejos hasta bacterias microscópicas. En los estudios de la biodiversidad entra en juego el ritmo de extinción de las especies o la evolución de las mismas. Los cambios genéticos que afectan a determinados animales o las mutaciones de especies vegetales, son un ejemplo.

Para que los ecosistemas sobrevivan es fundamental cuidar su biodiversidad, ya que la ciencia explica que cada componente es único, irrepetible y contribuye a una totalidad. Es por eso que la alteración humana muchas veces produce efectos negativos sobre el medio ambiente.

Los ciclos de nutrientes del agua, la formación y retención del suelo, la polinización de las plantas, regulación del clima, resistencia a las especies invasoras, control de plagas y contaminación, son solo algunos de los beneficios que los ecosistemas con su biodiversidad preservada le otorgan al ser humano moderno.

Generadores de cambio que atentan contra la biodiversidad

La biodiversidad como condición de la naturaleza le proporciona al hombre innumerables ventajas. Entre ellas, el suministro de materias primas. Sin embargo, los seres humanos no la cuidan como deberían.

Los registros indican que la biodiversidad disminuye muy rápidamente por los cambios en el suelo, el cambio climático, la gran contaminación de plásticos, la sobreexplotación de tierras y las especies invasoras. Todas estas causas dependen del factor humano.

A estos sucesos se los llama “generadores de cambio” y tienden a potenciarse mutuamente. La pérdida del hábitat, los cambios en los ecosistemas y la pérdida de especies son algunas de las consecuencias. Sabemos que estos generadores de cambio se deben a la actividad económica, tecnológica, la evolución de la población humana y los factores sociopolíticos y culturales.

Los principales generadores de cambio que alteran la biodiversidad son:

  • Introducción y propagación de especies exóticas invasoras fuera de su área de distribución habitual
  • Sobreexplotación de recursos naturales
  • Contaminación humana, principalmente vinculada al plástico. Se dice que debajo de los océanos se aloja un continente submarino de material plástico.
  • Modificación artificial del hábitat, como la fragmentación de los bosques, talas y “loteos”.
  • La aplicación de fertilizantes en abuso, produciendo excesos de nutrientes y agua en los suelos, con fines productivos y económicos.

Es importante comprender, entonces, que atentar contra la biodiversidad implica un perjuicio para toda la humanidad, y no solo se trata de animales en peligro de extinción.

Otras notas

Menú